martes, 25 de agosto de 2009

un poema de alberto vega

Dios ha muerto, Marx ha muerto
(y yo últimamente no me encuentro
nada bien)

el caso es que me busco entre las cosas
vecinas, entre tanto
vino bastardo y tertulia de provincias,
jugándome los pasos a una carta
marcada en la baraja del destino
con orlas de colores y falsos paraísos,
desafiando al tiempo entre mitos y flautas.

Por lo demás, ningún problema. Gracias.

2 comentarios:

murcia dijo...

buenísimo!

Jenaro dijo...

Que buena referencia! Me cuadra mucho Alberto Vega y sin embargo cuento con poco material suyo. De hecho sólo tengo una antología de poesía arequipeña en la que vienen unos cuantos poemas.